Mentiras y engaños de tarjetas de viaje

Actualmente el mercado de las tarjetas para viajar está en plena expansión y son muchas las opciones a nuestro alcance que prometen grandes beneficios y ventajas para nuestras vacaciones en el extranjero. No obstante, debemos ir con mucho cuidado con la letra pequeña, ya que no todas las tarjetas son tan buenas como parecen y en muchos casos esconden condiciones nada ventajosas.

Las mentiras y engaños más frecuentes de las tarjetas de viaje se basan en la promesa de poderte beneficiar de servicios de pago en el extranjero gratuitos y sin comisiones, lo cual simplemente es falso, ya que nada es gratuito y todo tiene un coste.

Tras hacer un amplio análisis de todas las tarjetas de viaje disponibles en el mercado para este año 2023, hemos comprobado que efectivamente en su mayoría son mejores que las tarjetas tradicionales de los bancos, pero entre ellas, hay una gran diferencia en cuanto su coste real que te va a suponer una suma importante de dinero a poco que la uses en tus vacaciones.

De esta manera, sí es recomendable adquirir una tarjeta de viaje para tus vacaciones fuera de tu país, pero ten cuidado con las condiciones de estas tarjetas para evitar disgustos, ya que como te mostraremos a continuación, su letra pequeña puede esconder grandes sorpresas.

Por cierto, en caso de querer disponer de una buena tarjeta para viajar, ya te ahorramos el esfuerzo de realizar toda una búsqueda que te llevará horas de tiempo y te damos directamente la respuesta: la mejor tarjeta de viaje para este año 2023 es la de Wise. En este enlace puedes ver cómo solicitarla, así como descubrir todas sus ventajas y beneficios.

 

¿Qué esconden las tarjetas de viaje en su letra pequeña?

Para realizar tus pagos y sacar dinero de cajeros automáticos en el extranjero durante tus vacaciones, siempre es preferible disponer de una tarjeta de viaje antes que una tarjeta bancaria clásica, dado que mayoritariamente la primera suele tener un menor coste. No obstante, muchas compañías ofrecen tarjetas para viajar con promociones engañosas y algo confusas para que no descubras sus verdaderos costes.

A continuación desvelamos las prácticas y los trucos más habituales que utilizan muchas malas comercializadoras de tarjetas de viaje y qué esconden en su letra pequeña:

  • Prometer pagos internacionales en divisa extranjera sin comisión, sin mencionar el margen del intermediario: La mayoría de tarjetas del mundo son MasterCard o VISA. Estos proveedores de servicios financieros, al efectuar pagos en monedas diferentes a la que se haya cargado la tarjeta, no aplican el tipo de cambio oficial que puedes ver en Google, sino que a este tipo de cambio real aplican un margen que normalmente según el día y la divisa oscila entre el 0,5% y el 1,5%. En este enlace puedes ver los tipos de cambio aplicados por MasterCard y en este otro los de VISA.
  • Prometer pagos internacionales gratuitos en cualquier moneda, sin mencionar que es solo hasta un límite: Es muy frecuente que muchas tarjetas de viaje sí cobren un porcentaje adicional al margen comentado anteriormente a partir de una cierta cantidad. Esta comisión suele situarse en torno al 1%-2%.
  • Prometer aplicar el tipo de cambio oficial en pagos o extracciones de cajeros sin mencionar que ello es solo para ciertas divisas y en días no festivos: Hay unas pocas tarjetas que prometen aplicar el tipo de cambio oficial y es cierto que lo hacen, pero tiene trampa, ya que en festivos y fines de semana, que es precisamente cuando todo el mundo gasta más, aplican un margen del 0,5%-1% y además, ello es solo en ciertas monedas, ya que en otras sí aplican diferencial respecto al tipo de cambio real, que supone otro coste adicional de alrededor del 0,5%-1%.
  • Garantizar poder sacar dinero gratis de cajeros en el extranjero, sin hacer mención que ello tiene un límite: Normalmente casi todas las tarjetas de débito o crédito para viajar que prometen reintegros gratuitos en cajeros, aplican un límite no muy alto a partir del cual cobran una comisión de entre el 1% y el 2%. Además, también suele haber límites en el número de extracciones.
  • Aplicar diferenciales sobre el tipo de cambio real al sacar dinero de divisa extranjera en cajeros automáticos: En muchas ocasiones, se promete poder tener dinero en efectivo en divisa extranjera al poder hacer reintegros sin comisión en cajeros internacionales, pero no se dice que se aplica un margen sobre el tipo de cambio real de la moneda en cuestión, lo cual supone un coste para el cliente situado generalmente entre el 1% y el 2%.
  • Omitir explicar que los cajeros suelen aplicar comisiones a tarjetas ajenas: La mayoría de cajeros nacionales o internacionales, te van a cobrar una comisión si no operas con una tarjeta propia del banco del cajero. Por lo tanto, por muy bajas que sean las comisiones de tu tarjeta, difícilmente te podrás escapar de tener que pagar una buena comisión al banco propietario del cajero.
  • Confusión entre tarjeta gratuita y tarjeta Premium de pago: Algunos neobancos, fintech y financieras promocionan ventajas de sus tarjetas de débito o crédito, sin dejar claro que esas características corresponden al modelo de pago de la tarjeta y no al gratuito. De esta forma, los clientes pueden adquirir tarjetas gratuitas creyendo tener una serie de beneficios que no son los de dicha tarjeta.
  • No mención de gastos de envío: Muchas tarjetas prepago se anuncian como gratuitas o con una cuota de emisión muy baja, escondiendo hasta el último paso del proceso de solicitud que hay unos gastos de envío.
  • Omisión de comisión al cargar saldo: Es frecuente que ciertas tarjetas cobren por cargar dinero en ellas. Además, algunas aprovechan para no cobrar en la primera recarga, de modo que el cliente no está al tanto que cuando necesite realizar una recarga posterior, ésta sí tendrá comisión.
  • Promociones dudosas: Para ganar clientes en sus etapas iniciales, muchas fintech de reciente creación realizan campañas de promoción muy atractivas, prometiendo recompensas y bonos de dinero gratis con frecuencia. Hay que ir muy con cuidado, porque normalmente estas promociones van ligadas a ciertas condiciones que no siempre se anuncian con claridad.
  • Cambio de condiciones sin preaviso: El mercado de tarjetas para viajar es muy reciente y en él constantemente aparecen nuevas financieras lanzando nuevas tarjetas. Hay que tener mucho cuidado con estas empresas de reciente creación, ya que hemos comprobado que modifican con frecuencia sus condiciones y en muchos casos sin ningún tipo de aviso, con el objetivo de encarecer costes al cliente para aumentar ingresos.
  • Comisiones absurdas: Las tarjetas de viajes más malas del mercado tienen comisiones del todo absurdas que cualquier cliente potencial simplemente asume que no existen obviamente sin antes revisarlo. Entre este tipo de prácticas que podríamos calificar directamente de timo o robo encontraríamos: cuotas de mantenimiento, comisión por no uso, comisión por consulta de saldo, comisión por consultar saldo, comisión por transacciones incluso en la misma divisa, etc.

 

¿Cómo saber el coste real de cada tarjeta de viaje?

Como te hemos explicado, nada es gratis y todo tiene un coste. En consecuencia, evidentemente todas las empresas que comercializan tarjetas para viajar tienen ánimo de lucro y repercuten gastos al consumidor para poder obtener un beneficio.

Para poder conocer con exactitud el coste real de una tarjeta para viajar, deberás leer la letra pequeña en el apartado de preguntas frecuentes que tengan en su página web, ya que jamás te van a mostrar todos los costes que vas a asumir en la página promocional de ventas.

Para que no te vuelvas loco al comparar durante largas horas todas las tarjetas de viaje del mercado, desde mecortipodecambio.com ya hemos realizado dicho estudio y hemos podido comprobar que con diferencia, la mejor tarjeta para viajar al extranjero para este año 2023 es la de Wise. En este mismo link puedes comprobar con detalle todas sus características y te explicamos cómo conseguirla.