¿Cómo evitar quedarse sin dinero en el extranjero?

Evitar quedarse sin dinero en el extranjero

Ya sea por un viaje vacacional o de negocios, si nos encontramos fuera de España y sufrimos algún percance o no tenemos suficiente control de nuestras finanzas, es posible de que nos podamos encontrar en la terrible situación de quedarnos sin dinero, lo cual es un grave problema, ya que al estar fuera de casa es complicado poder recibir ayuda familiar o conseguir algo de dinero a través de alguna vía.

Sin lugar a dudas, las mejores formas de evitar quedarse sin dinero al viajar al extranjero son evitar los robos, tener medios alternativos de pago a nuestro alcance, disponer de algún medio para recibir dinero de España, llevar una cantidad de dinero suficiente a lo presupuestado, evitar gastos imprevistos y no liarse con las conversiones de divisas. 

Como puedes ver, todas estas ideas aparentemente son comportamientos obvios que todo el mundo realiza sin pensar demasiado al viajar dentro de España, pero ten en cuenta que en el extranjero todo cambia (coste de la vida, nivel de delincuencia, divisa local, idioma, etc.); motivo por el cual, debemos prestar especial atención a todos estos puntos  para no vernos en una mala situación.

A continuación vamos a desarrollar cada una de estas ideas:



1-) Evita los robos

Debes ser consciente de que al marchar de viaje al extranjero serás percibido por los demás como un turista y por lo tanto, serás el blanco ideal de los carteristas, ya que todo turista anda algo desorientado y tiene dinero. Para evitar tal situación, ten en cuenta lo siguiente:

A) Utiliza una mochila antirrobo: Estas mochilas son perfectas para viajar, ya que son cómodas, ligeras y evitan robos al no poder ser manipuladas desde el exterior por terceras personas mientras se lleven puestas. En el siguiente enlace encontrarás una mochila antirrobo ideal para tus viajes.

B) Guarda tu cartera en un bolsillo interior: No lleves jamás el dinero en un bolsillo normal del pantalón, ya que un carterista profesional te podrá robar sin que te des cuenta. Lo más práctico y seguro es guardar la cartera en el interior de un abrigo o chaqueta.

C) Ten el dinero repartido: No tengas todo tu dinero guardado en un mismo lugar y además, si sois varias personas, es mejor repartir el dinero entre todos y no que una sola persona lleve todo el dinero. Así, en caso de robo se minimizará la cantidad substraída. Una buena forma de guardar dinero de emergencia de manera 100% segura, es la de optar por llevar uno de estos cinturones antirrobo que tanto se han puesto de moda últimamente. En el siguiente enlace, te enseñamos un cinturón antirrobo perfecto para viajar por un precio muy asequible.

D) Extrema las precauciones en zonas turísticas: Debes saber dónde te metes y prestar atención a tu alrededor en zonas turísticas, con especial atención a las paradas de transporte público y a los principales monumentos de lugares de gran interés turístico, ya que suelen ser sitios masificados muy frecuentados por los delincuentes.

E) Intenta pasar desapercibido: Los delincuentes saben que los turistas son el objetivo perfecto para robar, ya que tienen dinero, andan algo perdidos y en cualquier caso, si al robarles se dieran cuenta, qué van a hacer? No tienen el número de la policía, no saben hablar el idioma del país extranjero, no conocen sus derechos… Es por ello, que es importante que no se note que eres turista extranjero, especialmente si se trata de países con una renta per cápita mucho menor a la española. Piensa que por poco dinero que lleves, lo que en España es poco dinero, en otros países puede ser varias veces el salario mínimo, de forma que mucha gente estaría dispuesta a lo que fuera para robarte. Por todas estas razones, no llames la atención pegando gritos en español, intenta vestir como los habitantes locales, no vayas con la cámara de fotos colgada del cuello, no camines como un sonámbulo mirando un mapa turístico, etc.

 

2-) Ten diversos medios de pago a tu alcance

Cuando vayas al extranjero, es ideal tener varios medios de pago a tu alcance por si hubiera cualquier problema. Así, procura al menos llevar una tarjeta de débito o crédito, poder pagar con el móvil y tener algo de efectivo. De esta forma, en todo momento podrás pagar de alguna manera y además, pudiendo pagar con móvil o tarjeta, podrías recibir dinero de España si hubiera alguna emergencia.

Asegúrate antes de salir de España de que con tu tarjeta no vas a tener problemas para pagar en el extranjero (revisa si tienes bloqueos internacionales o límites muy bajos para gastar). En principio, la mayoría de tarjetas bancarias españolas no te darán problemas a la hora de pagar y te serán útiles para viajar, pero en lo que respecta a las comisiones aplicadas al pagar en otras divisas y en las comisiones aplicadas al retirar dinero de cajeros automáticos, hay mucha diferencia de coste entre unas y otras tarjetas. Actualmente, en 2021 la mejor tarjeta para viajar es la de Wise, tal y como puedes descubrir en este artículo comparativo de todas las tarjetas del mercado.

 

3-) Dispón de alguna alternativa para recibir dinero de España

Estés en el país que estés, debes tener a tu alcance algún método de urgencia para poder recibir dinero de España. Sé consciente que fuera de España no encontrarás oficinas bancarias de tu banco y en caso de quedarte sin dinero te verás en un serio problema.

Sin ningún tipo de duda, fundamentalmente hay dos opciones muy fáciles y sencillas para recibir dinero en España:

A) Vía bancaria: Debes contactar con algún familiar o amigo que sea cliente de tu mismo banco, para que te haga una transferencia a tu cuenta. Entre cuentas de una misma entidad, el dinero llega al momento, de forma que al completar la transferencia, con tu tarjeta bancaria podrás consumir el dinero que te hayan enviado a tu cuenta. Otra opción sería hacer una “transferencia inmediata” o un “bizum” entre cuentas de distintos bancos, ya que también se realiza al momento.

B) Vía tarjeta de viaje: En caso de tener una tarjeta prepago o de viaje como la de Wise, te pueden realizar una recarga a través de aplicación móvil o de página web y recibir el dinero al instante, a partir de un ingreso a través de cualquier tarjeta Visa o Mastercard.

Recuerda que en caso de haber perdido tu tarjeta o de que te la hayan robado, siempre podrías pagar con el móvil instalando la aplicación correspondiente de la entidad financiera que te haya proporcionado tu tarjeta. 



4-) Sé previsor y calcula lo que vas a gastar

Antes de salir de viaje, debes tener en mente una mínima idea de tus previsiones de gasto. No es admisible que te marches a Suiza o Inglaterra, que son dos países muy caros, sin haber previsto el alto coste de la vida de dichos países y sin prever lo que van a suponer tus gastos durante tu estancia. No es necesario que hagas un presupuesto estricto de lo que te vas a gastar cada día, pero ten en cuenta el nivel del coste de vida del país de destino para hacerte una idea del dinero que vas a gastar.

Una vez sepas lo que vayas a gastar, debes de ser conservador y llevar algo más por si te hiciera falta, así como una cantidad de dinero adicional de emergencia. Así pues, si piensas gastar 50 euros al día y te marchas de vacaciones durante 4 días, por ejemplo, no puede ser que sólo preveas tener medios de pago por 200 euros. Sé conservador en tus cálculos y siempre ten previsto tener acceso a una cantidad de dinero algo superior a lo previsto.

 

5-) Controla tus gastos

Sé consciente en todo momento de lo que dispones para gastar, de lo que vas gastando y de los días que te quedan para terminar tu viaje. No es necesario seguir estrictamente un límite diario de gasto, pero ten en mente todos estos elementos y mira que tengan un cierto equilibrio. De este modo, si te marchas de vacaciones durante 10 días, no puede ser que al tercer día te hayas gastado un 60% de todo lo que tienes (sin contar gastos fijos que te puedan hacer pagar por adelantado como el alojamiento o el alquiler de un coche).

 

6-) Cuidado con el valor de las divisas extranjeras

Si vas de viaje a un país con una divisa distinta del euro, debes ser consciente del tipo de cambio de la divisa extranjera para así poder calcular la equivalencia en euros y saber en todo momento lo que estás gastando.

Así pues, por ejemplo si te marchas a Estados Unidos y el cambio está en 1,20$/€, ello significa que un euro equivale a 1,20 dólares americanos. De este modo si algo cuesta, por ejemplo, 87 dólares, la equivalencia a euros sería: 87/1,20=72,5 euros.

En el caso de los dólares, puede no resultar muy confuso el cambio, pero es importante saber que el euro es una moneda fuerte y que por lo tanto en otros países, un simple menú puede equivaler a cientos o incluso miles de unidades de la moneda local, lo cual puede resultar muy confuso. 

 

Conclusión final:

Quedarse sin dinero en extranjero puede ser un gravísimo problema, pero aplicando una serie de prácticas y comportamientos muy simples evitaremos cualquier tipo de riesgo.

Si te ha gustado este artículo sobre las mejores formas de evitar quedarse sin dinero durante un viaje fuera de España, también puede ser que te resulte útil saber qué hacer si ello te llegara a suceder. Si es el caso, consulta nuestro siguiente artículo: ¿Qué hacer si me quedo sin dinero en el extranjero?