Mejor cambio de euros a libras para viajar a Gran Bretaña

Si vas de viaje vacacional a Gran Bretaña por un periodo corto de tiempo la mejor opción es muy sencilla: utiliza tu tarjeta de débito o crédito lo máximo que puedas y solamente cambia una pequeña cantidad de libras en efectivo en un banco de España.

A continuación veremos con detalle cómo pagar con tarjeta en el extranjero y cómo cambiar libras de la mejor manera:

 

1-) Pagar con tarjeta en Gran Bretaña (Inglaterra, Gales, Irlanda del Norte y Escocia)

Utilizar una tarjeta bancaria en Gran Bretaña es tu mejor opción, pero no todas las tarjetas son iguales, por ello, asegúrate de contar con una buena tarjeta para viajar. Sin lugar a dudas, tal y como veremos detalladamente más adelante, la mejor tarjeta gratuita para viajar es la de Bnext, ya que no te cobrará comisiones y además si la das de alta pulsando la publicidad inferior,  obtendrás 5 euros gratis de promoción una vez recibas la tarjeta en casa y la actives.

480x320

¿Qué entidades ofrecen las mejores tarjetas de viaje?

Actualmente la mayoría de bancos españoles por el simple hecho de domiciliar la nómina y un par de requisitos más, como domiciliar un par de recibos o realizar un número pequeño de transacciones con tu tarjeta al trimestre, te van a proporcionar cuenta bancaria y tarjeta de débito o crédito sin ningún tipo de comisión. Y en cualquier caso, aunque seas estudiante y no tengas ingresos ni gastos, siempre puedes elegir la opción de banca online que hoy en día ofrecen casi todos los bancos en España, y podrás disponer de cuenta y tarjeta de débito sin ningún tipo de comisión.

No obstante, si bien estas tarjetas de bancos convencionales están bien al ser gratuitas y ser válidas para poder utilizar en el extranjero, debes saber que por lo general te cobrarán entre el 3-5% al realizar pagos en divisas extranjeras (aunque no te des cuenta, te lo cobran al aplicarte el tipo de cambio de moneda). Además, por realizar retiradas de efectivo en cajeros extranjeros, te aplicarán normalmente una comisión de aproximadamente el 5% incluso aunque saques euros!

Sin lugar a dudas hay mejores alternativas. Nosotros te recomendamos que no uses tarjetas bancarias convencionales y que escojas la tarjeta gratuita de Bnext, ya que es ideal para viajar. Con esta tarjeta ahorrarás en tus viajes al pagar en el extranjero en cualquier moneda extranjera sin comisiones, así como al extraer dinero gratis de cajeros de cualquier país, ya sea en euros o en cualquier otra moneda. Además, podrás gestionar tu tarjeta desde tu móvil para realizar cualquier tipo de gestión al momento: recargar dinero, bloquear instantáneamente la tarjeta en caso de robo, controlar tus gastos, etc; y todo ello en español, al tratarse de una empresa española.

Además, ahora puedes aprovechar la oportunidad y obtener 5€ gratis al activar tu tarjeta, así como muchas otras ventajas, tal y como te explicamos a fondo en este enlace. Para ello, visita este artículo donde te explicamos detalladamente todas las ventajas de la tarjeta y simplemente al solicitarla a través de uno de nuestros enlaces, recibirás tus 5 euros de promoción.

Tal y como puedes apreciar, esta tarjeta cuenta con numerosas funcionalidades a través del teléfono móvil, por lo que es importante que procures tener la batería de tu teléfono siempre bien cargada. Para ello, recuerda que en muchos países los enchufes son distintos a los españoles, como por ejemplo en Estados Unidos. Por ello, sería una muy buena idea adquirir un adaptador de enchufes universal para viajar como el que puedes ver en este enlace, ya que te podrá ser útil para cualquier viaje que vayas a hacer en el futuro.

 

¿Es necesario llevar a Gran Bretaña nuestras tarjetas de España?

Tal y como hemos comentado es preferible utilizar la tarjeta gratuita de Bnext antes que una tarjeta convencional, ya que te ahorrarás una cantidad importante de dinero al no pagar comisiones en pagos en divisas extranjeras ni al extraer dinero de cajeros.

De este modo, en un principio no sería necesario llevar ninguna otra tarjeta, pero ten presente que si vas a realizar pagos como el alquiler de un coche, vas a necesitar una tarjeta de crédito, ya que la mayoría de compañías de alquiler de coches te van a retener una cantidad en concepto de fianza y únicamente aceptarán tarjeta de crédito.

Si por el contrario no vas a realizar este tipo de operaciones, es recomendable dejar en casa tus tarjetas bancarias. Piensa que en caso de robo corres el riesgo de que realicen operaciones fraudulentas con tus tarjetas con los límites que éstas tengan, mientras que con la tarjeta de Bnext que te recomendamos, tu saldo nunca se va a quedar en negativo, de modo que únicamente se puede gastar el saldo que se haya depositado en ella. Además, puedes bloquear al instante tu tarjeta Bnext desde tu móvil, mientras que con tus tarjetas bancarias, es posible que debas llamar a tu banco para cancelarlas, corriendo el riesgo de que no presten servicio de atención al cliente en ese momento.

Por todo ello, al viajar siempre es mucho mejor llevar una tarjeta de prepago como la de Bnext con la cantidad de dinero que vayas a necesitar. Si necesitaras más, siempre la puedes recargar al instante a través de la aplicación móvil y si quieres bloquearla por pérdida o robo, lo puedes hacer al momento también a través de la aplicación. De este modo, tendrás pleno acceso a tu dinero en todo momento, sin pagar comisiones y minimizando el riesgo de robo.

Por último, es importante que sepas que si te vas llevar tu tarjeta de crédito para poder pagar fianzas en operaciones como el alquiler de vehículos, antes de viajar es recomendable que avises a tu banco de que vas a viajar al extranjero y de los límites que vas a necesitar. Ten en cuenta que todas las tarjetas tienen límites diarios, semanales y mensuales, y que al viajar vas a gastar más de lo habitual, de modo que sin saberlo puedes alcanzar tu límite y verte en un serio apuro.

Palo Selfie de viaje

Adaptador de enchufes internacional

 ¿Qué hago si mi tarjeta se queda sin saldo en el Reino Unido?

Si tu tarjeta de débito se quedara sin saldo en el extranjero, siempre puedes obtener dinero de una forma muy sencilla:

  • Si tienes una tarjeta bancaria, debes contactar con algún familiar o amigo que sea cliente de tu mismo banco, para que te haga una transferencia a tu cuenta. Entre cuentas de una misma entidad, el dinero llega al momento, de forma que al completar la transferencia, tu tarjeta podrá consumir tu nuevo saldo de tu cuenta.
  • Si tienes una tarjeta de prepago como la de Bnext, puedes realizar una recarga a través de la App y recibir el dinero al instante, a partir de un ingreso a través de cualquier tarjeta Visa o Mastercard sin ningún tipo de coste.

 

¿Qué hago si me roban todas las tarjetas en Gran Bretaña?

Si te robaran todas tus tarjetas en el extranjero, estas serían tus alternativas para salir del paso:

  • Utiliza libras que hayas cambiado: Puedes pagar con el dinero en efectivo en moneda extranjera que hayas cambiado para realizar pagos en efectivo o para atender posibles emergencias.
  • Cambia euros en efectivo: Siempre es recomendable llevar algo de euros en efectivo por si tuvieras alguna emergencia. El euro es comúnmente aceptado en prácticamente todo el mundo para el intercambio de divisas.
  • Paga con el móvil: Si tu móvil dispone de la tecnología NFC (las siglas en inglés de Near Field Communication, que en español sería algo como comunicación de proximidad) y tu banco ofrece el servicio de pago con móvil, debes vincular tu teléfono móvil con tu tarjeta y aunque ésta esté cancelada o bloqueada por robo, podrás continuar pagando con el móvil sin ningún problema.
  • Que te paguen lo que necesites desde España: Si simplemente necesitaras adquirir un billete de avión, tren o barco, cualquier contacto que tengas en España te lo podría pagar por internet y enviarte la tarjeta de embarque por móvil (o te la podrías descargar por la aplicación de la compañía).
  • Recibe dinero a través de agencias de envío de dinero: En la mayoría de ciudades turísticas hay multitud de este tipo de agencias. En ellas, cualquier contacto que tengas podría realizar una trasferencia desde España para que tú recibieras el dinero en el extranjero.
  • Vende tus joyas en una tienda de compra de oro: En la mayoría de grandes ciudades del mundo hay numerosos establecimientos de compra de oro en los que sin ningún problema te comprarán cualquier joya de oro.
  • Vende tus bienes de más valor en una tienda de compra-venta de segunda mano: Los bienes más codiciados y de mayor facilidad para vender, serían los productos tecnológicos como el móvil o el portátil, así como prendas de ropa de cierta calidad y relojes.
  • Pide dinero: Lo más fácil para obtener lo que necesites sería pedir a paisanos españoles que puedan confiar en ti. Si necesitas una pequeña cantidad, el punto perfecto para pedir es al lado de máquinas expendedoras, ya que en ellas todo el mundo recibe cambio y al pedir, es muy fácil que la gente te dé algo.
  • Acude a la Embajada o Consulado español: Como último recurso, siempre te podrán dar asistencia al ser ciudadano español. La cantidad que se te otorgue, supondrá la contracción de una deuda con el Tesoro Público que deberás devolver.

Tal y como puedes ver, en caso de quedarte sin dinero, siempre tienes varias opciones a tu alcance para poder obtener algo de efectivo y salir del apuro. Sin embargo, evidentemente, lo más fácil es tomar precauciones para nunca verse en este tipo de situaciones. Si estás interesado en saber todos los trucos para nunca quedarte sin dinero en el extranjero, no te pierdas este artículo: ¿Cómo evitar quedarse sin dinero en el extranjero?



2-) Mejor cambio de libras esterlinas en efectivo:

Tal y como hemos dicho, debes utilizar tu tarjeta bancaria en todos tus pagos por muy pequeños que sean y únicamente debes cambiar una pequeña cantidad en efectivo en un banco en España por si más adelante tuvieras cualquier emergencia (básicamente si sufres el robo de tu tarjeta y tu móvil) o por si necesitaras realizar pagos en efectivo, lo cual es común en algunas tiendas callejeras (aunque lo cierto es que de cada vez el pago con tarjeta es más aceptado, incluso para pequeñas cantidades), algunas máquinas expendedoras y para pagar algunos servicios (lavanderías, cabinas telefónicas, la moneda para los carritos de la compra…).

Es importante recordar que al ser turista y visitar lugares turísticos, vas a ser un blanco para los carteristas y delincuentes; por ello, procura ser precavido. No sería una mala idea tomar precauciones y adquirir una mochila antirrobo donde guardar todas tus cosas (móvil, documentos, cartera, cámara de fotos, llaves del hotel…) y así poder viajar tranquilamente de manera segura. Este tipo de mochilas, son muy efectivas contra los robos al tener todas las cremalleras ocultas e inaccesibles. En el siguiente enlace, puedes comprobar cómo por un precio muy económico puedes adquirir una de estas mochilas antirrobo con un diseño totalmente moderno.

Para realizar dicho cambio de moneda, son varias cuestiones que debemos resolver:

 

¿Cómo funciona el cambio de moneda de euros a libras?

El cambio de tus euros a libras se lleva a cabo a partir de la aplicación del tipo de cambio. Por ejemplo, si consultamos el tipo de cambio oficial (en Google lo puedes encontrar al momento) y vemos que por decir algo es de 0,85 libras/euro, ello quiere decir que por 1 euro recibimos 0,85 libras o lo que es lo mismo, que 100 euros equivaldrían a 85 libras. Generalmente se expresa el tipo de cambio de esta forma, pero también te lo puedes encontrar así: 1,19 euros/libra, que significa que para obtener una libra debes pagar, 1,19 euros, lo cual es el mismo precio que el anterior pero expresado en función de la libra (aproximadamente, ya que faltarían algunos decimales).

Este tipo de cambio oficial no lo encontraremos en ningún banco ni casa de cambio, ya que el cambio de divisas es un mercado libre y cada establecimiento puede aplicar cualquier tipo de cambio, además de poder aplicar una comisión fija.

Por lo general nos ofrecerán su propio tipo de cambio sin aplicar comisiones, lo cual no quiere decir que nos hagan el cambio gratis, ya que su beneficio está en el diferencial entre su propio cambio y el tipo de cambio oficial. Para calcular este diferencial lo haríamos de la siguiente manera:

Si el cambio oficial de euros a libras está en 0,84 y nos ofrecen 0,80 y cambiamos 100 euros, eso significa que recibiremos 80 libras y no 84, es decir una diferencia de 4 libras. De esta forma 4/84=0,0476. Es decir, que nos habrían aplicado un diferencial del 4,76%.

Si además, nos cobraran una comisión fija, que como hemos comentado, por lo general no suele ser el caso, el cálculo se haría de la siguiente manera:

Si el cambio oficial de euros a libras está en 0,84 y nos ofrecen 0,82 más una comisión de 10 libras y cambiamos 100 euros, eso significa que recibiremos 82-10=72 libras y no 84, es decir una diferencia de 12 libras. En este caso, a pesar de contar con un mejor tipo de cambio, la al tener una comisión fija de 10 libras vemos que 12/84=0,1429; es decir, que para esta cantidad nos habrían aplicado un diferencial del 10,29% y por lo tanto, el cambio habría sido mucho peor.

Ciertamente, si realizáramos un cambio de dinero por una cantidad superior, en el segundo caso nos mejoraría el diferencial al cambiar cantidades más elevadas. Es por ello que siempre conviene realizar el cálculo.

 

¿Cuál es un buen tipo de cambio para la libra esterlina?

Por lo general, para la libra británica los mejores tipos de cambio en España podrían tener un diferencial de alrededor del 4%-5% respecto al tipo de cambio oficial y los podemos encontrar en los bancos.

Jamás cambies en casas de cambio situadas en zonas turísticas o puntos clave como aeropuertos o estaciones de tren, a no ser que se traten de bancos (por ejemplo en el aeropuerto de Barcelona, CaixaBank tiene oficinas bancarias en las que te harán buenos tipos de cambio), ya que por lo general cuentan con márgenes aún mayores, aunque siempre puedes consultar su tipo de cambio y realizar el cálculo del diferencial que te aplican.

Si cambias tus euros al llegar a Gran Bretaña, evita cambiar en casas de cambio situadas en zonas turísticas, en el aeropuerto o en el hotel, ya que al igual que pasa en España, aplican márgenes muy amplios. Intenta cambiar en bancos locales, en los cuales podrás obtener buenos tipos de cambio situados en torno al 4%-5%.

Es cierto que existen establecimientos de cambio locales, donde mayoritariamente cambian trabajadores inmigrantes que residen en el extranjero, que aplican tasas de cambio muy ventajosas con diferenciales muy ajustados de en torno al 2%-4%, pero normalmente están situadas a las afueras del centro, en zonas residenciales y poco turísticas, con lo cual hay que desplazarse a propósito, de tal forma que en la práctica no solo acabaremos perdiendo dinero por el coste del transporte, sino que además perderemos gran cantidad de tiempo valioso para visitar Gran Bretaña.

Con toda esta información, como solo vamos a cambiar una cantidad muy pequeña (recuerda que preferiblemente siempre es mejor pagar con tarjeta), lo mejor como hemos dicho es cambiar en un banco Español antes de irnos. Al cambiar tan poco dinero, la diferencia que podríamos ahorrarnos respecto a la mejor opción será nula o escasa. Por ejemplo si cambiáramos 100 euros a libras en Gran Bretaña, en el mejor de los casos nos ahorraríamos a penas 2 euros o incluso nos saldría prácticamente igual, y en el resto de situaciones, perderíamos dinero.

Además, al cambiar en un banco en España, ya lo tendremos hecho y nos evitaremos problemas y dolores de cabeza. Piensa que dependiendo del día, al llegar a Gran Bretaña puede ser festivo local,  puede haber huelga, los bancos locales pueden negarse a cambiar a turistas extranjeros y solo aceptar a clientes, etc.

 

¿Qué banco español es mejor para cambiar libras esterlinas?

Prácticamente, todos los bancos ofrecen tipos de cambio muy similares. Sí que es cierto que algunos bancos ofrecen mejores cambios si eres cliente, de modo que lo mejor es que te dirijas a tu propio banco para realizar el cambio.

Es importante que al solicitar el cambio vayas con unos días de antelación respecto a la salida de tu viaje, ya que es posible que no dispongan al momento de libras. Si no dispones de tiempo, puedes preguntar a alguna oficina situada en una zona turística de tu zona si dispone de libras, ya que es posible que cuente con las divisas más comunes. Por ejemplo, en Barcelona, las mejores oficinas bancarias para cambiar son las que Caixabank tiene en las terminales del Aeropuerto de Barcelona, donde casi siempre cuentan con stock de todas las divisas con las que trabajan. Obviamente, antes de desplazarte a propósito a una oficina de un lugar turístico alejado de tu localidad, llama previamente para comprobar si tienen disponibilidad.

Por último, también será muy importante que a la hora de solicitar en tu oficina bancaria el cambio de moneda extranjera, pidas que te entreguen el cambio en denominaciones pequeñas. Es decir, si por ejemplo solicitas 100 libras, pide que te lo entreguen en pequeño, ya que si no dices nada el banco se puede limitar a entregarte dos simples billetes de 50 libras (a ellos les es mucho más barato), lo cual será un gran problema, ya que al pagar con un billete de importe tan elevado, es muy posible que no te lo quieran aceptar en muchos lugares. Para asegurarte, lo que puedes hacer también, es pedir una cantidad justo menor a una denominación grande que tengan del billete. En nuestro caso, al cambiar libras, donde el billete más grande es de 50 libras, si quisiéramos 100 libras podríamos pedir 95, y así nos aseguramos de que al menos nos entreguen uno de 50, dos de 20 y uno de 5.

 

¿Qué cantidad de efectivo es suficiente para viajar a Gran Bretaña?

Como hemos explicado, cambiar dinero en efectivo solo tiene dos funciones:

  • Sirve de emergencia por si te robaran la tarjeta y el móvil y así al menos poder salir del paso: comer algo, poder llamar, poder desplazarte hasta la embajada si tuvieras que pedir pasaporte duplicado y poder llegar al aeropuerto para salir del país.
  • Sirve por si necesitamos realizar pagos en efectivo: en algunas tiendas callejeras, algunas máquinas expendedoras y para pagar algunos servicios, como lavanderías, cabinas telefónicas, los carritos de la compra que van con moneda, etc.

De este modo, dependiendo de los días que vayas a estar y de lo que tengas pensado gastar en efectivo, podrás calcular más o menos lo que necesitas, que en cualquier caso no deberá ser una gran cantidad.

Así pues, no hay una cantidad exacta, ello dependerá de tus necesidades y tu situación: si viajas por varios días con familia y niños pequeños, cambiar unos 500 euros es perfectamente razonable, al igual que si viajas en grupo de amigos jóvenes y ya lo tienes todo pagado, cambiar 100 euros puede ser igualmente razonable.

 

¿Qué hago con las libras que me sobran de mi viaje?

Primer consejo que debes recordar, gasta todas las monedas antes de volver a España, ya que en ningún lugar te las van a cambiar. Trae únicamente billetes para cambiarlas en un banco español y asegúrate que no estén rotos o manchados, ya que podrían no aceptártelos.

Si acudes al mismo banco en el cual hiciste el cambio, es muy probable que te cambien parte de la cantidad que cambiaste con ellos al mismo tipo de cambio. En otras palabras, que hasta una cantidad determinada de la cantidad total que cambiaste, te van a devolver el dinero. Por ello, es importante conocer en el momento que cambies en tu oficina, si te ofrecen garantía de recompra y hasta qué cantidad y por qué tiempo te ofrecen dicha garantía.

Si no tuvieran dicha garantía de recompra o te sobrara más dinero del que cubre la garantía, deberás realizar el cambio a euros al tipo de cambio del día. Obviamente, al igual que cuando realizamos el cambio de euros a libras, al hacerlo de libras a euros nos aplicarán un diferencial respecto al tipo de cambio oficial.

De este modo, siguiendo el ejemplo anterior, si el cambio oficial de libras era de 0,84 y aplicaron uno de 0,80 (4,76% de diferencial), al hacer el cambio inverso nos aplicarán probablemente el mismo diferencial o uno similar. Por lo tanto, si el cambio oficial siguiera siendo de 0,84, nos aplicarán un cambio de aproximadamente 0,88. Veámoslo en un ejemplo:

Si cambiamos 100 euros, nos entregaron: 100×0,80=80 libras

Imaginemos que nos sobran 30 y queremos cambiar a euros: 30/0,80=34,09 euros

Lógicamente vemos como hay dos tipos de cambio, uno de compra y otro de venta. Cuando cambiamos de euros a libras, 0,80 significa que por cada euro nos entregan 0,80 libras; mientras que cuando cambiamos de libras a euros, 0,88 significa que para comprar 1 euro tenemos que pagar 0,88 libras. Dicho diferencial entre ambos precios, es el margen de beneficio que obtiene la entidad.

Es importante recordar, que cuando vuelvas el tipo de cambio no será exactamente igual al que te puedan haber informado antes de viajar, ya que los cambios oficiales sobre los cuales los bancos basan sus precios, van fluctuando constantemente en el mercado de divisas.

 

¿Es posible saber si de aquí un tiempo el tipo de cambio de libras va a estar mejor o peor?

Las cotizaciones oficiales de todas las monedas funcionan como un mercado financiero más al igual que la Bolsa. Evidentemente hay economistas que hacen sus predicciones, pero al igual que las predicciones sobre las acciones en bolsa, con los datos en la mano no hay una evidencia que demuestre que alguien sea capaz de predecir los precios futuros.

Por lo general, las cotizaciones de en el mercado de las divisas suelen ser bastante estables y en el transcurso de un mes no varían mucho más de un 5%, a no ser que se produzca algún acontecimiento económico o político inesperado como pueda ser el voto favorable al Brexit en Gran Bretaña.

De esta manera, si te marchas de vacaciones de aquí un par de meses no te preocupes por los precios, simplemente cambia con algo de antelación cuando te vaya mejor y ya está.



¿Dónde cambiar gran cantidad de dinero para ir a vivir a Gran Bretaña durante una temporada?

Ya bien sea por traslado temporal o definitivo, si te marchas a Gran Bretaña por una larga temporada para trabajar o estudiar y quieres cambiar una gran cantidad de dinero para tenerla en efectivo en el Reino Unido, debes saber que tu mejor opción para ahorrarte dinero será la siguiente:

  1. En un inicio simplemente sigue los consejos descritos al inicio de este artículo: utiliza tu tarjeta bancaria todo lo que puedas y únicamente cambia una pequeña cantidad de libras en un banco español.
  2. Una vez ya te hayas instalado, tan pronto como puedas ábrete una cuenta gratuita para extranjeros en un banco británico que incluya tarjeta también gratuita y realiza mediante TransferWise todas las transferencias que desees desde España a Gran Bretaña (o a la inversa si lo deseas). Será la forma más barata de cambiar libras esterlinas que puedas encontrar, ya que TransferWise utiliza el tipo de cambio oficial que puedes ver tu mismo en Google en todas tus transferencias y simplemente te aplica una comisión transparente e irrisoria por la transacción, con lo cual, en comparación al sablazo que te clavan la mayoría de los bancos, el coste es muchísimo menor.
  3. Por último, una vez tengas el dinero en libras en tu cuenta en Reino Unido, los podrás retirar con tu tarjeta británica de manera gratuita en todos aquellos cajeros que tu entidad bancaria te indique que son sin comisión. Asimismo, podrás realizar tus pagos en libras en cualquier establecimiento, sin tener que pagar ningún tipo de comisión.

En definitiva, en un inicio cambia un poco de dinero en España y ves tirando de tu tarjeta bancaria española y tan pronto como puedas, abre cuenta bancaria extranjera y opera a través de ella y de la tarjeta que te faciliten ya en libras. Además de salirte mucho más barato, te ahorrarás el peligro que supone viajar con mucho dinero en efectivo, así como las trabas burocráticas, ya que debes saber que al viajar desde España, la cantidad máxima de dinero en efectivo con la que puedes salir del país sin declarar es de 10.000 euros. Obviamente, puedes viajar con una cantidad superior, pero la deberás declarar en aduanas (para ello es aconsejable que te informes previamente de cómo hacerlo y qué documentación te pueden solicitar, así como de los controles al entrar a otros países de tránsito y a tu país de destino).