¿Dónde cambiar billetes extranjeros rotos?

Cambiar billetes extranjeros rotos

En España no tendrás ningún problema para cambiar en cualquier banco con servicio de caja un billete de euro roto o defectuoso siempre que conserves más del 50% de la superficie del billete; pero ¿qué hay de los billetes extranjeros? ¿Es posible cambiar en España billetes defectuosos, dañados, manchados o rotos de divisas extranjeras en algún lugar? La respuesta depende del tipo de divisa:

 

1-) Cambiar billetes de dólares americanos rotos

En la mayoría de bancos o casas de cambio, no te deberían poner pegas a la hora de admitir billetes dañados de dólares, ya que se trata de una divisa muy común. Obviamente, siempre depende de lo defectuoso que esté el billete, ya que si no lo pueden verificar como válido, quizás no te lo acepten.

Es importante saber que siempre es preferible acudir a una oficina situada en una zona turística, ya que allí estarán acostumbrados a cambiar gran cantidad de dólares a euros a los turistas americanos, de modo que sabrán de sobras que un billete defectuoso de dólar es completamente válido y aceptable, mientras que si vas a la oficina de tu pueblo, quizás no hayan visto un dólar en su vida y no se quieran arriesgar a aceptarlo. Ten en cuenta que la potestad de aceptar el billete la tiene la entidad financiera.

Por último, es aconsejable cambiar tu billete dañado junto a otros billetes, ya que así tendrás muchas más posibilidades de que el empleado te acepte el cambio. Si por el contrario acudes con un solo billete roto, va a ser algo más complicado que te lo acepten. Además, intenta acudir al mismo sitio donde hiciste el cambio de divisa inicialmente, ya que verán la operación con mejores ojos.



2-) Cambiar billetes rotos de libras esterlinas

Al igual que para los dólares, en la mayoría de bancos o casas de cambio, no te deberían poner pegas a la hora de admitir billetes dañados de libras, ya que se trata de una divisa muy extendida; aunque de manera análoga al caso anterior, siempre depende de lo defectuoso que esté el billete, ya que si no lo pudieran dar como válido, quizás no te lo acepten.

Debes saber que en la actualidad los billetes más nuevos de 5, 10, 20 y 50 libras son de plástico, lo cual impide en gran manera su deterioro. Si vas a cambiar libras, es preferible tener este tipo de billetes más nuevos de plástico, ya que aunque se mojen por el dichoso clima británico, no se dañarán ni lo más mínimo.

Asimismo, al igual que con los dólares, es mejor acudir a una oficina situada en una zona turística, ya que allí cambian gran cantidad de libras a euros a los turistas británicos de forma habitual, de modo que sabrán de sobras que un billete defectuoso de libra es completamente válido, mientras que si vas a la oficina de un pueblo perdido, quizás jamás hayan visto un billete de libra esterlina y no se vayan a querer arriesgar a aceptarlo. Ten en cuenta que la potestad de aceptarte el billete la tiene siempre el banco o agencia de cambio de divisas.

Finalmente, recuerda que es aconsejable cambiar tu billete dañado junto a otros billetes de libras, ya que así tendrás muchas más opciones de que el empleado te acepte la operación de cambio. Si por el contrario acudes con un solo billete dañado, va a ser algo más complicado que te lo acepte. Además, intenta acudir a la misma oficina donde hiciste el cambio de moneda extranjera antes de viajar, ya que serán mucho más flexibles.

 

3-) Cambiar otros billetes extranjeros rotos

En este último caso vas a tener más dificultades para cambiar el billete en divisa extranjera a euro, ya que al no ser dólares ni libras, ya se trata de monedas menos frecuentes y las empresas con las que trabajan los bancos y las casas de cambio no se los van a aceptar cuando se los envíen. Por ello, si bancos o casas de cambio aceptaran cambiar uno de estos billetes y luego la tercera empresa no los aceptara, tendrían que asumir ellos el coste del billete como pérdida, motivo que explica el por qué en España estas entidades sean tan reacias a cambiar billetes extranjeros rotos distintos del dólar o de la libra.

No obstante siempre dependerá de la divisa que se trate:

A) Billetes de países donde hay alta circulación de billetes defectuosos: en divisas como el dírham marroquí o el dinar tunecino, es muy habitual la circulación de billetes en un estado de cierta mala conservación en sus respectivos países. Por ello, siempre que tu billete esté algo dañado pero no en exceso, es muy probable que lo puedas cambiar en cualquier banco o casa de cambio. Preferiblemente, acude a oficinas situadas en zonas turísticas en las cuales realicen habitualmente cambios de divisas, ya que conocerán a la perfección este tipo de monedas.

B) Billetes de países que son destino turístico habitual de los españoles: divisas como por ejemplo la corona noruega o la corona checa, son de países de destino turístico frecuente de los españoles. Por ello, es mucho más fácil que este tipo de billetes te los vayan a poder aceptar siempre que no estén demasiado dañados, ya que los van a poder revender a los otros clientes españoles que vayan a viajar a dichos destinos.

C) Resto de divisas: para el resto de monedas extranjeras va a resultar muy difícil que las puedas cambiar en España. De hecho, aunque los billetes no estén muy deteriorados, es posible que se nieguen a cambiártelos igualmente. En dicho caso, únicamente podrías cambiarlos en su país de curso legal, de modo que si te encontraras en esta situación, sería recomendable cambiarlos antes de volver a España. De lo contrario, te tendrás que quedar estos billetes de recuerdo, para regresar al país en cuestión más adelante o para regalar a algún conocido que sepas que vaya a viajar a dicho país.

 

Conclusión final:

Como hemos analizado, para cambiar billetes de libras o dólares algo dañados, no vamos a tener muchos problemas; mientras que para el resto de billetes va a ser algo más complicado dependiendo de la divisa que se trate.

Recuerda que siempre es mejor acudir a la misma oficina donde realizaste el cambio de divisa antes de salir de viaje y si te pusieran pegas, recuerda que siempre puedes acudir a otro establecimiento.